martes, 27 de septiembre de 2016

Si algún día desaparezco de alguna red social (o de todas)


Si algún día desaparezco de una red social o de todas, por favor, no crean que mi rebeldía natural les está haciendo una grosería. Más bien sospechen que alguien ha logrado su sueño de sacarme de las redes.

Ayer en la mañana, cuando intente ingresar en mi perfil de Facebook, el sistema me informó que no podía acceder a la cuenta porque, tanto mi página como mi perfil, habían sido denunciados por falsa identidad. Esto ya me había sucedido antes, aproximadamente dos años atrás, con alguna que otra “trampilla” o jugarreta en el sistema logré recuperar mi perfil. Entonces decidí restringir el uso de las redes y emplearlas únicamente con fines publicitarios. Pensé que mi súbita desaparición lograría el propósito de hacerme un poco “invisible”, pero ya veo que no.

Es sorpresivo para mi ingresar nuevamente y encontrarme con otra denuncia similar, sólo que ésta también incluía mi FanPage. Esto hace que no pueda volver a acceder a ninguna de las dos y que se eliminen para que nadie las vuelva a ver, con lo cual yo desaparecería de Facebook.

Alrededor de esto podría hacer toda una reflexión sobre el mundillo literario y las desventajas que trae. Sin embargo, sólo me formulo una pregunta: ¿quién puede ocupar minutos de su precioso tiempo para entrar a fastidiar un perfil de Facebook y una FanPage de alguien tan insignificante como yo? Yo quisiera tener suficiente tiempo como para escribir más, leer más y aprender más. Si tuviera mucho tiempo libre, en lo último en lo que lo gastaría sería en denunciar supuestos perfiles y páginas falsas. Pero como dicen por ahí, de todo hay en la viña del señor.

Afortunadamente, una vez más, logré recuperar tanto el perfil como la página. He intentado tomar medidas a partir de ahora para que la situación no se vuelva a dar, pero no estoy muy segura de que tenga éxito una tercera vez. Así que, si de súbito desaparezco de Facebook o de cualquier otra de las redes sociales en las que me encuentro (Twitter, Google Plus, Pinterest, Goodreads, etc.) ni por asomo piensen que ha sido voluntario. En ese caso tendré que crear una nueva página, por supuesto que lo haré, pero me llevará tiempo y por supuesto perderé los contactos actuales. Por eso les pido que si alguna vez desaparezco de Facebook busquen en este blog o en mi página web oficial, muy seguramente allí pondré un anuncio indicando la nueva red.

Abrazos y nos seguiremos viendo, a pesar de todo y a pesar de todos.