lunes, 15 de noviembre de 2010

Atrévete a Amarme


Subgénero: Histórico (Siglo XIX)
Serie: Duvergier (2)
Protagonistas: Michael y Constance
Año de publicación: 2014

E─BOOK
Amazon Digital Services
Formato: Kindle
Tamaño del archivo: 366 KB
Longitud de impresión: 225
ASIN: B00MHY1O4S

Smashwords (Barnes & Noble, iTunes, Sony Reader, Kobo, Diesel, Paypal)
Formato: Kindle, Epub, PDF, LRF, Palm Doc.
Palabras: 97060
ISBN: 9781310502989

IMPRESO
CreateSpace (y Amazon)
Tamaño: 6.69" x 9.61"
Páginas: 366
ISBN/EAN13: 1494283913 / 978-1494283919



Constance Duvergier no quiere dar alas al amor que siente por un hombre que jamás se fijaría en ella. Vio sufrir a su madre por un amor no correspondido, así que prefiere vivir ahogando ese sentimiento. Sin embargo, al sufrir un golpe en la cabeza, de súbito se cree la enamorada heroína de una novela que acaba de leer: parece otra mujer, una que no teme en confesar y demostrar sus sentimientos al amado.
Michael Pirard ha sido encargado para ir al campo a buscar a Constance y acompañarla a Londres. Cuando la muchacha se accidenta se lleva un susto de muerte, pero nada comparado con el pavor que siente en el momento en que ella despierta para confesarle su amor… Esa no es la Constance que él conoce.
Mientras el universo conspira para que la situación empeore en vez de solucionarse, Michael no puede evitar sucumbir ante la seducción de una mujer que antes creía bastante seria y recatada, y que ahora le parece hermosa, apasionada y sensual.
Pero el estado de Constance no es permanente, de repente vuelve a ser la siempre solo para descubrir que… ¡ha seducido a Michael, el hombre al que no se atreve a amar!


Descargar los primeros capítulos


Comprar Ebook en


Comprar Impreso en
Fragmento
Michael tomó el vaso de agua y se sentó en la cama, muy cerca de ella. Aproximó la bebida a la boca de ella, apoyó el borde del recipiente en los labios de la muchacha. Ella comenzó a beber despacio, hasta que terminó el líquido. Cuando Michael retiró el vaso, se dio cuenta de que tenía los labios mojados, incluso con una gota traviesa hacia una de las comisuras. Se dijo que era una boca bonita, sensual, redonda, y esa gota de agua lo invitaba a lamerla para quitarla.
Sacudió su mente mientras ponía el vaso de agua sobre la mesa y se regañaba por ese pensamiento salido de sabría Dios dónde. Era una completa desfachatez.
Antes de que él se diera cuenta, Constance se había inclinado hacia adelante, había pasado sus brazos alrededor de su torso y había apoyado su cuerpo en el de él. Luego posó su cabeza rubia sobre su hombro, dejándola exactamente en el hueco entre el hombro y el cuello. Ella lo estaba abrazado de manera estrecha, no era agresiva, pero sí firme. Los brazos estaban sólidamente aferrados a él, rodeándolo. Su torso femenino se pegaba al suyo haciéndole sentir la suavidad de sus curvas y el calor de su cuerpo. Hasta su nariz llegaba su olor, un olor suave y dulce como de flores silvestres. Michael sintió con sorpresa que el abrazo no le desagradaba en absoluto.
—¿Ves que no es tan malo? —preguntó ella casi en un susurro.
Era como si le hubiera leído la mente, como si hubiera sabido que de algún extraño modo ese abrazo le había afectado. Pero no era por eso que ella había hecho la afirmación. Recordó que ella le había preguntado si estaba enfadado. Sin embargo, su renuencia a abrazarla no tenía nada que ver con enfado. Michael sabía que no era correcto abrazarla de esa manera tan impropia. Y ahora que la tenía allí, lo confirmaba.
—Debes descansar, por favor, recuéstate de nuevo —pidió él poniendo sus manos sobre los hombros de ella.
—Por favor, no me rechaces. Abrázame, antes te gustaba mucho —pidió ella de nuevo con tono lastimero.
De repente, Michael se sintió como el villano. Un villano tonto. ¿Qué de malo tenía un abrazo? Además ella no estaba lúcida, su mente estaba confundida, no reconocía la realidad. De seguro cuando ella recobrara la memoria y todo volviera a la normalidad, comprendería que él solo quería ayudarla. Ella no era una completa desconocida, era la hija de Antonine, la conocía casi desde que nació. No había nada de malo en eso.
Así que pasó sus brazos sobre la espalda de ella y la estrechó contra él. Una de sus manos se quedó en la pequeña cintura de la muchacha mientras que la otra masajeó un poco la espalda. Pudo notar la esbeltez del cuerpo de Constance. Era una mujer delgada, pero al mismo tiempo con unas estupendas curvas femeninas. Se asombró de saber que a pesar de sentir sobre su pecho los senos abultados de la muchacha, su cintura fuera tan delgada. ¿Por qué nunca antes había notado que ella tenía un cuerpo tan perfecto?

—Bésame —pidió entonces ella con un susurro seductor.
No lo pensó. No quería pensarlo.
Michael bajó su cabeza y puso sus labios sobre los de ella.
Ni él mismo sabía por qué lo estaba haciendo o qué pretendía con ese gesto. Lo único que sabía era que después de perderse un instante en esos preciosos y brillantes ojos verdes haría lo que ella le pidiera.
Cuando Michael apoyó su boca sobre la de ella, la mujer soltó un suave gemido de placer y entreabrió sus labios dulces y sensuales para recibirlo. Así él pudo sentir la calidez y la humedad de esa boca, y el sabor suave y embriagador; ya no hubo vuelta atrás.
Michael no pudo evitar adelantar su lengua para introducirla en la deliciosa cavidad bucal de Constance que lo invitaba y lo tentaba como no recordaba que hubiera pasado antes con ninguna mujer. La lengua tímida y tierna de ella salió a su encuentro para danzar con la de él, para tocarse y deleitarse la una en la otra y entonces el beso se hizo profundo, sensual y cautivador.
La besó lentamente, saboreando cada uno de los rincones de esa boca deliciosa que resultaba toda una revelación. Ella respondía a ese beso imitando sus movimientos con la misma pasión y el mismo deleite, entregándose gustosa al placer del beso, recorriendo también la boca de él, maravillándose también con su sabor. Él podía escuchar los suaves gemidos que emitía ella cuando el beso adoptaba un nuevo matiz o un nuevo ritmo y eso lo llevó al límite.






Lee aquí los primeros capítulos.
O descárgalos en tu formato favorito.








10 comentarios:

  1. Yo ya estoy deseando leerla. Me encantó Vuelve a mi, y estoy segura que Atrévete a amarme nos cautivará a todos!!


    Espero que pronto esté lista y poder disfrutar de tus letras.

    Besos y muchísimas gracias por tus palabras!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Wow, Mary qué buen argumento! Además, es la segunda novela de la serie Duvergier... Ya "Vuelve a mí" me había encantado (Además le guardo un especial cariño porque fue la primera de tus novelas que leí), así que te imaginas las ganas que tengo ahora por leer "Atrévete a amarme" y conocer la historia de Michael y Constance.
    ¡Estoy segura que una vez más nos enamorarás y deleitarás con tus letras!
    Que las musas te acompañen y te colmen de inspiración.
    Besos,
    Bri

    ResponderEliminar
  3. Ayyy chicas
    Gracias Iris y Brianna.
    No saben cuanto me emocionan sus palabras y me comprometen a hacer mis mayores esfuerzos para poder entregar algo de la calidad que ustedes acostumbran a leer.
    Apenas voy en el capítulo dos, espero avanzar pronto.
    Un beso chicas. :d :t

    ResponderEliminar
  4. Oh! Vuelve a mi aún está en mi lista de deseos... ya viene otro?! Necesito plata... urgente...

    El argumento suena muy bien, Mary... me puse a imaginar un montón de cosas aquí, incluso de aquellas que no se puede hablar por la tarde (a causa de los niños en la sala :c)

    Besos, que la inspiración te visite todos los días,
    Cris

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja :c
    Critstina, no te preocupes, justo voy en el capítulo dos, así que tienes mucho tiempo para leer Vuelve a mí :d
    Y bueno, yo también imagino cosas jajaja :c
    Gracias por tus palabras, amiga. Un beso :t

    ResponderEliminar
  6. Hola Mary !!
    hace días que no ando por aquí, te deseo un muy buen fin de semana linda !!!
    cuídate mucho y pásalo super bien !!!
    Como siempre esta va a ser una historia muy buena al igual que Vuelve a mi!!
    kisses ^ ^

    ResponderEliminar
  7. Hola Judith
    Gracias por tus palabras.
    Un beso y feliz finde para ti también ;)

    ResponderEliminar
  8. Suena tan espectacular como todo lo que escribes. YA me muero por leer esa bonita historia de amor entre constance y michael. No tardes mucho en escribirla. Besos

    ResponderEliminar
  9. Suena muy bien, muy interesante. Ya quiero saber qué va a pasar entre ese par :d

    ResponderEliminar
  10. Ana y Kristnel, ustedes me han acompañado desde hace mucho años y valoro sus palabras de corazón. Les prometo que ustedes dos serán mis primeras lectoras, así como lo fueron con vuelve a mí. Un beso niñas, las quiero mucho. :d :q :t

    ResponderEliminar

Los comentarios no están moderados, pero se eliminarán si es spam, propaganda o troll. Recuerda que "si no tienes nada agradable que decir, mejor no digas nada". Gracias.